fbpx

Mensajes persuasivos para tu pitch

Tienes una idea para una empresa comercial, que sabes que será muy exitosa y rentable si puede convencer a los posibles interesados ​​para que escuchen primero y luego inviertan en tu idea. ¿Pero cómo puedes convencerlos?. Hoy hablaremos de los mensajes persuasivos.

Lanzar, o «vender» tu empresa a diversas partes interesadas, desde familiares y amigos hasta inversores financieros, en un intento de obtener su apoyo es una práctica común entre los aspirantes a empresarios. Si bien, no hay garantía de que interesarás a todas las partes, con un poco de práctica, puedes aumentar la probabilidad de que tu mensaje sea escuchado. Poder transmitir un mensaje persuasivo, sucinto, exitoso y eficiente es un paso clave en este proceso.

En este post conocerás el arte de la comunicación persuasiva, mediante una lista de verificación de que debes y no debes hacer en tu discurso.

Mensajes persuasivos para tu pitch

Lista de verificación de mensajes persuasivos y sucintos

Qué hacer

Mostrar energía y pasión desde el principio. Si no puedes entusiasmarte con tu mensaje, ¿cómo puedes esperar que el inversionista lo haga?

Intenta atraer al oyente con la información y los beneficios que son relevantes para ellos y aborda sus objetivos y criterios.

Usa historias cortas para inspirarte. Haz el mensaje personal y emotivo si es posible.

Usa analogías para ayudar al oyente a comprender rápida y fácilmente el concepto del producto o servicio. Luego cambia a las preguntas relevantes del modelo de negocio y aborda la información que cumple con los criterios del inversor.

Sé un buen oyente. Presta atención a las preguntas y comentarios de los inversores y adapta tu mensaje en consecuencia.

NO HACER

× No sobreescribas tu mensaje. Debes practicar y estar bien preparado, pero no hagas que parezca que estás leyendo un guion escrito a mano.

× No uses demasiados acrónimos y jerga en tu mensaje. No estás leyendo un volante, así que no hagas que tu mensaje suene como tal.

× No hables demasiado rápido. Puede que solo tenga unos segundos para persuadir a un inversor, pero lo que importa es la calidad, no la cantidad.

× No intentes cubrir todo. Recuerde que el objetivo de un mensaje persuasivo y conciso es lograr que el oyente se interese en aprender más.

× No tengas miedo de pedir lo que quieras. “¿Podemos vernos la próxima semana?” O “Esta es mi tarjeta de presentación. ¿Puedo enviarle información adicional?

Manejo de crisis empresariales

Cómo recaudar fondos para tu emprendimiento con mensajes persuasivos en tu discurso de presentación

Una vez que identifiques a los posibles inversores, tu tarea es hacer que se interesen en tu empresa. Una buena referencia es el primer paso. Los inversores bursátiles confían en sus redes para llegar a clientes potenciales y rara vez responden a solicitudes inesperadas. Antes de buscar inversores, debes estar preparado para dos elementos: tu discurso sobre la excelencia de tu empresa y tu hoja de trabajo de promoción y marketing. Ambos deben ser muy cortos, pero deben ser cuidadosamente pensados ​​y planeados.

El discurso de excelencia de tu empresa

El discurso de excelencia de tu empresa es tu respuesta a la frase «cuénteme más sobre su idea». En un minuto, tu discurso sobre la excelencia de tu empresa debe describir:

• La oportunidad o problema que identificaste.

¿Cómo aprovecha tu producto o servicio la oportunidad o resuelve el problema?

Tus cualificaciones para asumir este proyecto.

El mercado para tu producto o servicio. Tu discurso debe ser poderoso e interesante, pero también debe responder la pregunta.

«¿y entonces?». Y debido a que está destinado a inversores, el discurso debe centrarse en los posibles rendimientos. Debes practicar tu discurso y mensajes persuasivos, pero no debe sonar como memorizado. Por el contrario, debe elaborarse como si fuera una conversación, de modo que muestre tu pasión y entusiasmo por tu idea y tu empresa.

Hoja de trabajo de tu empresa

Tu hoja de trabajo es la copia impresa de tu discurso sobre la excelencia de tu empresa. Una hoja de trabajo es un resumen de una página de tu idea, que incluye los mismos elementos que tu discurso. Al igual que tu discurso, esta hoja de cálculo debe ser vigorosa y cautivadora. Debe proporcionar suficiente información para ayudar a los inversores a comprender la idea y dejarlos con ganas de saber más. Los inversores a veces se refieren a la hoja de cálculo como un «resumen» (como en «Eso es interesante, envíeme su resumen»).

La hoja de trabajo no es exactamente un resumen ejecutivo, es más parecido a un folleto. Utiliza el formato y los gráficos para organizar la información y transmitir diversa información con poco texto. Y asegúrate de incluir tu información de contacto en tu hoja de cálculo, ya que deseas que los inversores puedan contactarlo.

Si tu discurso y hoja de cálculo tienen éxito, es posible que te inviten a hacer una presentación. Los inversores ángeles y las pequeñas empresas de capital de riesgo pueden tener diferentes procesos, pero para la mayoría de las empresas de capital de riesgo, la presentación del plan de negocios es el estándar de práctica. Nunca está de más enfatizar la importancia de la presentación. Debe ser completo y elegante, diseñado para responder las preguntas de los inversores. Bríndales una idea clara de tu idea y tus planes para ejecutarlos. Estás vendiendo tu negocio y querrás hacerlo de manera clara, honesta y convincente. Asegúrate de incluir los elementos clave en tus mensajes persuasivos

Elementos clave en tus mensajes persuasivos

Tu personal y sus cualificaciones. La calidad del equipo directivo es el factor clave en la decisión de un inversor. No es necesario que envíe resúmenes completos, pero debe proporcionar información suficiente para que los inversores comprendan lo que cada individuo proporciona al equipo.

La oportunidad. Define la oportunidad de mercado que has identificado, así como su tamaño. Demuestra que comprendes quiénes son tus clientes y qué necesitan.

• La solución. Describe tu enfoque para explotar la oportunidad. Informa a los inversores sobre los beneficios de tu solución y cómo se venderá.

El mercado. Muestra cómo tu negocio se ajustará al mercado actual.

Propiedad intelectual. Demuestra que tu solución es diferente y que no se puede copiar fácilmente. Describe lo que algunos inversionistas llaman el «ingrediente secreto»: la combinación de propiedad intelectual coordinada, experiencia y actividades de equipo que hacen lo que tú eres.

Ventaja sobre la competencia. Diles a los inversores lo mejor de tu solución. Evita exageraciones y define claramente las ventajas que trae al mercado.

Modelo de negocio. Explica cómo te acercarás al mercado y ganarás en dinero.

Asegúrate de comprender completamente todos los supuestos en tu modelo. Los inversores harán preguntas difíciles para probar tu comprensión y percepción de eventos imprevistos.

Proyecciones financieras. Ofrece una proyección de cinco años para tus gastos y ganancias. Demuestra que comprendes cómo debes desarrollar el negocio y que comprendes las fuerzas que influyen en este crecimiento.

Todo esto debe hacerse en no más de doce diapositivas. En conjunto, estas doce diapositivas deberían mostrar tu aventura de manera clara y convincente. Como en la hoja de cálculo, las diapositivas no deberían tener mucho texto. Usa imágenes y oraciones cortas. Las diapositivas deben ilustrar tu discurso, no narrarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *